Make your own free website on Tripod.com

VISITA A ESTACIÓN VALLE HERMOSO (F. C. BELGRANO)

PROVINCIA DE CÓRDOBA - Julio de 2001

 

Durante las vacaciones invernales del 2001 decidimos con mi familia, realizar un viaje al paradisíaco Valle de Punilla -Provincia de Córdoba-, donde viven mis padres.

Imagínense mi alegría como amante del riel, aunque ya sabía que hacía tiempo el Tren de las Sierras (Ferrocarril Córdoba Central) no circulaba.

  De todos modos estar cerca de un ramal aunque sea inactivo es siempre gratificante para gente como uno.

  No está de más mencionar que gracias al clima de las sierras la enrieladura se conserva bastante bien, esto es bueno si de una vez por todas aparece un proyecto serio y la línea se reactiva con una dosis de continuidad, aunque más no sea en temporada alta de turismo.

  Pero hete aquí que la vida te da sorpresas. Y cuando la zigzagueante cinta asfáltica describe la enésima curva hacia la derecha, a la altura del pueblo de Valle Hermoso, el paisaje nos regalaba la bella arquitectura colonial de la estación y a unos 30 metros más adelante se recortaba la silueta de una pequeña vaporera de principios del siglo XX, acompañada de un furgón postal Materfer (rara avis en el Ferrocarril Belgrano -recordar que no había muchos-).

Vista de la Estación Valle Hermoso .(Ex Ferrocarril Belgrano)

(Ex Ferrocarril Córdoba Central).

 

Locomotora Orenstein-Kopel, que fuera utilizada en el Ingenio Ledesma

(Provincia de Jujuy).

 

Realmente mi asombro fue indescriptible y si bien mi viaje debía terminar unos kilómetros más al norte, en Villa Giardino (Estación THEA), no me faltaron ganas de bajarme ahí mismo. Tuve que contener mi ansiedad hasta el otro día donde junto con mis hijos pude realizar la visita tan esperada. 

Pero mi sorpresa no terminaría allí ya que cuando me aproximé al lugar observé dos vaporeras más, en aparente peor estado y un pequeño furgón color naranja -de esos que cerraban las formaciones del Belgrano-.

 

Dos vaporeras, similares a la que está en mejor estado.

Furgón de cola, de esos que cerraban las formaciones del Ferrocarril Belgrano

Me acerqué al responsable quien resultó ser una persona tan sensible como todos los amantes del tren; me invitó a pasar al Furgón Correos donde tiene montado un museo con diversos elementos ferroviarios recolectados por allí y de su propia colección, inclusive se expone el mobiliario original, escritorio, silla y casilleros, donde el empleado de correos certificaba la correspondencia. También hay mapas, horarios, faroles, etc., todos elementos de mucho interés. 

Este pequeño museo está a disposición de las escuelas de la zona en forma gratuita, lo que habla de la buena voluntad y el esfuerzo puesto de manifiesto por esta persona. 

En cuanto a las vaporeras antes mencionadas, cabe consignar que pertenecieron el Ingenio Ledesma, en la provincia de Jujuy. El responsable del museo me relató los detalles del traslado desde la provincia norteña montados sobre chatas del Belgrano hasta el centro del país.

De las tres, sólo una de las locomotoras -con una cuantas reparaciones- estaría en condiciones de funcionar. Otra iba a ser erigida en monumento y la restante utilizada para repuestos de la primera. Todas son Orenstein-Kopel.

Vista de la vaporera Orenstein-Kopel, que con varias reparaciones podría funcionar

El furgón de cola, y a izquierda se ve parte de una de las vaporeras; a la derecha, el extremo del Materfer

También me contó de las vicisitudes vividas para conseguir material; llegado el caso tuvo que recurrir al Ministro de Transportes de la provincia y para su asombro este le recomendó que levantara todo el material abandonado en la línea ya que de otra manera sería imposible contar con él, debido a las engorrosas negociaciones y trámites que frustrarían el objetivo. 

Por otra parte, me hablo de la gran cantidad de material ferroviario resguardado, (Bah es un decir) en Cruz del Eje, donde acababan de incendiar una dupla de coches motores Ganz de Alta Montaña. Algo terrible a lo que no nos acostumbraremos nunca. 

Y para terminar este humilde informe es importante destacar que este señor responsable del material ferroviario es también el creador del Paseo Conciencia. Se trata de la observación de fenómenos físicos realmente llamativos y curiosos; también posee un pequeño planetario, todo esto rematado con un palco en una réplica de un viejo tranvía que inclusive toma energía eléctrica a través de la clásica rueda colocada en el extremo del segmento vertical circulando por los alrededores  del edificio explicando y detallando la flora del lugar. 

En síntesis, una gran sorpresa y un paseo imperdible.

 

FUENTES

• Impresiones propias.

• Fotos propias.

• Consultas al responsable del material ferroviario y del museo, en estación Valle Hermoso.

Guillermo Páscolo © 2001

Mas anecdotas

Home